música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

LA HABITACIÓN ROJA

Fue eléctrico

Mushroom Pillow, 2012

 

Texto: Ángel Muñoz

 

Fue Eléctrico, El octavo disco de estudio de, para mí, uno de los grupos fundamentales de la escena pop patria, La Habitación Roja, llega dos años después de Universal, y con una vuelta a su sonido más original y, sí, eléctrico, aunque se me antoja que se queda corto para lo que podría haber sido, y que se trata de un disco para mayor gloria de sus incondicionales fans, que somos legión, en directo.

 

Por lo visto han sido dos años duros en lo personal para sus componentes, y tal vez en situaciones así es cuando te pueden salir las letras más sinceras pero, ¡ay!, más simples y poco trabajadas, amén de repetitivas.  Se puede sacar oro literario del dolor, pero parece que ese dolor les ha impedido ir más allá que comentarlo con unos amigos dándole una pátina de poesía efectista. Es verdad que el amor, desamor, soledad y abandono, han sido siempre temas efectivos y recurrentes de cualquier clase de lírica, y que ello unido a la horrible situación general, puede pintar un panorama negro tiznado total. Pero es que realmente todo el disco versa en torno a estos ejes que, oye, el artista y la persona es libre, pueden llegar a hacerte anhelar un poquito de calor y de alegría.

 

Pero una cosa es la letra, y otra cosa es la música. Y Fue Eléctrico se deja escuchar totalmente, es potente, rockero, bailable y eléctrico, concebido en su mayor parte para el directo, para corearlo y pasarlo bien y, lo dicho, fundirse en comunión con su público fiel; curioso contraste.

 

Y sí, los tres primeros cortes son una descarga totalmente bailable, “El Resplandor”, “Siberia” y “Ayer”, seguidas de “Indestructibles” con un estribillo totalmente diseñado para apagar la música y corearlo en arropado por el respetable. Seguimos con “Norge”, un comienzo muy efectivo en la línea de los Cure más lúdicos para terminar en un tema de pop luminoso y ortodoxo; y poco a poco va perdiendo fuelle el trabajo. Me gusta bastante “El Cielo Protector”, con un comienzo también muy parecido a aquella canción de Phoenix (¿quién se acuerda ya?) que era “North”, creando una atmósfera viajera e invernal para ver pasar kilómetros de carreteras nevadas.

 

Resumiendo y extrapolando, me recuerdan,  salvando las diferencias, a grandes bandas como los Rolling Stones o U2, que, evidentemente, tienen calidad más que de sobra para no hacer algo malo, pero tampoco hacen nada brillante hace décadas. Fue Eléctrico me parece un buen disco, muy escuchable, y más para, los que como yo mismo, tenemos en los altares a los de L’Eliana, y que sin duda disfrutaremos en directo; pero desde luego, me parece un disco autocomplaciente y de mínimo esfuerzo, de letras bien discretas y música con pegada para ahogarlas en un mar de brazos al aire.

 

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com