música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

SUPER FURRY ANIMALS

Dark Days / Light Years

Rough Trade, 2009

 

Texto: Ángel Muñoz

 

La primera vez que tuve contacto con la música de este desquiciado y absolutamente marciano a la vez que genial combo galés fue a través de una cinta (sí, un cassette de la era analógica!!!) que repartían en la cola del Festimad del 97 con el adelanto de un par de canciones, no recuerdo ya cuáles, probablemente la estupenda “The Internacional Language of Screaming”, de su excelso Radiador, su segundo disco de estudio. Ya en la tienda de campaña puse aquel cassette en mi mítico walkman Aiwa, y me quedé completamente alucinado con aquél cóctel tan raro y tan logrado. A partir de ese momento por supuesto, no sólo esperé con impaciencia a la aparición en las tiendas de discos de aquel Radiador, sino que me lancé a la caza y captura de su primer disco Fuzzy Logic y de todos sus primeros EP’S. Además me reclutaron como fiel seguidor para el resto de los tiempos.

 

Los chicos de Gruff Rhys, aun siguiendo una línea claramente pop con marcado acento psicodélico y lisérgico en todos sus trabajos, manejan un espectro casi inabarcable de influencias y estilos. En sus discos cabe atisbar pinceladas de los Beatles, los Kinks, los Beach Boys, T-Rex, Bowie, Led Zeppelin… cargan con maestría en algunos temas trallazos post punk, muros de sonido, sonidos new wave, funk, glam, incluso truenos de hard rock… pedales, hammonds, títulos disparatados y letras desconcertantes; se divierten y hacen que los demás lo hagamos, son unos genios de otro planeta que lo hacen casi todo bien.

 

Este noveno ya disco de estudio, Dark Days/Light Years, supone la recuperación de los galeses tras sus dos últimos trabajos, Love Kraft y Hey Venus!, bastante flojos. Sin llegar a la altura de, en mi opinión, sus joyas de la corona, Radiador, Rings Around The World y Phantom Power, en este trabajo volvemos a encontrar su acostumbrada frescura, ese brío y esa luminosidad lisérgica que tanto nos gusta.

 

Cada canción es única y diferente y se podría diseccionar una por una. Como hemos dicho, su abanico de estilos y de influencias es tan amplio que solamente en la primera parte del disco, más densa y autocomplaciente hasta el sexto corte, podemos encontrar ritmos ochentenos y regustos glam en “Moped Eyes”, sonidos folk con un toque hippie campestre en “Mt” y en el corte inicial del disco, “Crazy Naked Girls” toda la esencia maravillosa del falsete y el rock de Led Zeppelín (como molaban los gritillos de mi adorado Robert Plant).  Solo a ellos se les puede ocurrir titular a una canción “The Very Best of Neil Diamond”, una canción relajada de aromas hindús entre humos de incienso. La parte final del disco es la más luminosa y pop, con “Helium Hearts”, “Pric” o “Inagural Trams”, donde desarrollan toda su capacidad rítmica con toques electrónicos.

 

Desde que escuché aquella cinta en el Festimad hace 12 años, nunca me han decepcionado estos cinco tarados extraterrestres, siempre he esperado con ansia la aparición de cada nuevo trabajo, y tras el pequeño bajón en el que parecieron sumirse en estos últimos años, el descorche de este maravilloso Dark Days/Light Years supone un aplauso a su vuelta. Absolutamente imprescindibles. Los magníficos animales peludos han regresado.

 

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com