música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

THE FELICE BROTHERS

Celebration, Florida

Loose, 2011

 

Texto: Ángel Muñoz

He tenido que escuchar varias veces el último trabajo de los Felice para aceptar el hecho de que me ha desagradado considerablemente. Lo he escuchado muchas veces, y he leído casi todo lo que se ha escrito sobre él, y mi conclusión final es que me parece, si no lamentable, bastante mediocre.  Aunque en mi opinión, desde el memorable Tonight At The Arizona, creo que han ido bajando progresivamente el nivel, seguían siendo muy grandes en los suyo, puro folk, americana de raíces llegando a alturas dignas de The Band.

Supongo que la gran mayoría de la crítica los tiene en un pedestal hagan lo que hagan y todo han sido parabienes para su experimento medio electrónico, Celebration, Florida. Muchos tildan de valentía el atreverse a revisar con un tinte electrónico y a vestir con aires más pop la rancia estructura de las raíces americanas; otros señalan como una virtud el hacer lo que te venga en gana, libertad creativa total, apostillando que toquen el instrumento que toquen, hagan lo que hagan, los Felice Brothers lo harán bien. En fin, yo sigo manteniendo mi opinión de que AC DC levan 30 años haciendo lo mismo de forma magistral y para qué cambiar, y que salir airoso de un giro copernicano de tu propio estilo solo está a la alcance de los más grandes. Y sí, seré algo cínico, pero pienso que la sana evolución de un estilo, de la que no reniego, a de ser gradual, un terreno de investigación, de exploración, de ensayo y error, de ensayo y acierto, que todos comprobemos disco a disco hasta descubrir que nuestro artista ha mutado en otra identidad musical. Desconfío totalmente de los giros brutales de estilo, tanto como de los disfraces de las melodías con millones de arreglos, como un signo de que el tintero creativo está agotado. 

De hecho, no todo el disco responde a este nuevo criterio de introducción de bases y arreglos electrónicos; sin embargo las canciones que se ajustan a los antiguos trabajos no llegan al nivel quedándose en baladas un tanto aburridas como “Oliver Stone” o “Containership”, solamente me convence en su línea clásica “Dallas” manteniendo ese tono de épico y austero dramatismo, de resignada melancolía.

Y sí, he de reconocer que una de las mejores canciones del disco es “Ponzi”, con arreglos tangueros sobre una potentísima base rítmica y con un medio tiempo en el que consiguen un muy logrado estribillo;  y el primer tema del trabajo, “Fire at the Pageant” es una canción muy curiosa, que descoloca y promete, coros infantiles y potencia a raudales algo psicodélica a lo Pink Floyd. Eso es, promete pero no cumple.  No cumple porque llegamos a “Back in the Dancehalls”, “Honda Civic”, “Cus’s Catskill Gym” o “Refrain” y me quedo completamente frío con la supuesta renovación y modernización del género.

En mi opinión, no llegan en los temas “clásicos” y se pasan en los “modernos”. Para mí, una decepción, espero desde ya su nuevo trabajo, en un sentido u otro, para comprobar que estos chicos no están secos, y que siguen siendo muy grandes.

 

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com