música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

DEER TICK

Madrid, Moby Dick

1 de febrero

 

 

 

 

Texto: Aitor R

Fotos: partisanrecords.com

 

Primer concierto del año. Apenas hace 3 semanas que descubrí a este grupo, cuando pasaron por mis oídos sus 2 últimos discos, Born on A Flag Day (2009) y The Black Dirt Sessions (2010) y ambos se han hecho un hueco en mis escuchas diarias, creciendo mi apreciación por ambos.

 

El comienzo del concierto con la deliciosa “Choir Of Angels”, que también abre su último disco, con esos aires de balada sesentera a los que son tan aficionados, nos hace pensar en que vamos a vivir un ambiente reposado, como el que se respira en sus discos. Sin embargo nada más terminar, el rock'n'roll al más puro estilo Chuck Berry toma la sala. No, realmente si querías pasar una velada relajada y tranquila como sus discos, eso no va a pasar. Lo cierto es que es una noche rockera de lo más variada, desde sonidos cincuenteros al rock con alma de himno, más al estilo de los 70 o los 80 .A pesar de que John Joseph McCauley, líder del grupo, muestra un estado claramente bajo la influencia de ciertas sustancias probablemente alcohólicas, lo cierto es que el tipo sabe llevar muy bien el show, no baja la calidad de su interpretación con respecto a los discos en absoluto. Perfectamente secundado por Ian O'Neil, segundo guitarra, que canta algún tema y respaldados por una banda que suena realmente compacta, el joven y discreto bajista Christopher Ryan, que parece recién salido de una película de High School americana, los delicados teclados de Rob Crowell, que también se atreve con el saxo en “Ashamed”, de su primer disco War Elephant (2007), en la que McCauley se baja a cantar entre el público y, sobre todo Denis Ryan, un batería realmente contundente que nos sorprendería aún más en los bises.

 

No faltan mis favoritas, las preciosas baladas “Twenty Miles” y “Smith Hill”, entre otras, con chiste incluido sobre Led Zeppelin, cuando tocan el riff de “Dazed and Confused” de los Zeppelin, y uno de ellos apunta que deberían haber tocado “Moby Dick”. Pero sin duda se dejan lo mejor para el final. La minimalista y expresiva “Christ Jesús”, cantada con tanto desgarro por McCauley que te pone el corazón en un puño, y el momento álgido del show, en el que la sicodelia de la costa Oeste se funde con los Stones para ofrecernos una larga y descomunal “Mange”, la auténtica joya de la noche.

 

Un par de versiones con buen rollo en los bises, donde John se encarga de la batería y este toma su papel para cantar con ganas y desenfadoBring it on Home To Me” de Sam Cooke, y para terminar una anecdótica pero siempre divertida versión de “La Bamba”.

 

En definitiva, una muy buena banda, que suena compacta y capaz de desenvolverse en cualquier estilo que afronten. Y bueno saber también que el cambio de propuesta del estudio al directo no hace que te acabes de decidir por ninguno. Un gran descubrimiento.

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com