música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

THE BOTTLE ROCKETS

Madrid, Sala El Sol,

17 de enero

 

 

 

 

 

 

Texto: Asier R.

Fotos: www.bottlerocketsmusic.com

 

Mi relación con este grupo data de 1999, cuando descubrí una joya, grande o pequeña el tiempo lo dirá, llamada Brand New Year que para ese año suponía nada más y nada menos que su quinto álbum. En tiempos de “usar y tirar” eso es un logro bastante importante. Desde mi punto de vista consiguieron su mejor obra pero mantuvieron un nivel enorme con Songs of Sahm, más que nada porque crearon un homenaje real a una música muy sincera de un tipo bastante olvidado o poco conocido, al menos por nuestras latitudes.

 

Su posterior carrera, con los discos Blue Sky como con Zoysia despertó mucho mi interés pero creo que perdieron el nervio. Además dos tipos fundamentales se fueron para no volver, Tom Parr (guitarrista) y Robert Kearns (bajista y grandísimo vocalista en algunas canciones). Creo que en parte, eso fue lo que afectó a la calidad de la banda a pesar de que el líder indiscutible y principal compositor siempre ha sido Brian Henneman.

 

Sus anteriores conciertos en el país… no, mejor vamos a hablar de su último concierto, el primero en Madrid. Había verdaderas ganas de ver a estos músicos en su entorno natural: un bar o una sala pequeña. Ver a un Brian completamente relajado auguraba ya que la noche podía ser espléndida. Es curiosa la sensación que tengo con la perspectiva de que el líder de la banda fue concentrándose en la música cada vez más, sin perder nada de chispa por supuesto.

 

Y de hecho, Bottle Rockets demostraron muchas cosas. Para empezar, es el tipo de grupo que se podría comparar con un cocinero si ponemos el rock and roll como una cocina llena de ingredientes. Me explico. Al finalizar el concierto se me vino a la memoria el reciente concierto de Dan Baird, que igualmente fue una intensa experiencia. Pero te das cuenta de que estos tipos, con orígenes comunes, igualmente pueden cocinar con los mismos ingredientes platos muy distintos e igualmente apetecibles. La cuestión es que utilizan ingredientes como el folk (“Get Down River”), el rock’n’roll (“Slom Tones”), especias de lujo como los Ramones (“Gotta Get Up”) o Neil Young (“Gravity Fails”) entre otras muchos sabores que las personas con los sentidos más despiertos disfrutarán igualmente. Todo ello lo trasladaron perfectamente al comedor de la sala El Sol a pesar de contar con la instrumentación básica-clásica de guitarra, voz, bajo y batería.

 

Todo eso se consigue con un repertorio variado, melódico, vibrante y energético del cual se sacaron un buen número de temas de su revitalizado y revitalizante última grabación Lean Forward del cual tocaron hasta seis canciones, a destacar entre otras “Shame On Me” y “Way It Used to Be”. Teniendo en cuenta lo repartido de su repertorio, es curioso que se dejasen fuera canciones de sus dos últimos álbumes ya comentados, cosa que se explica con la preponderancia que tuvieron los sonidos más rotundos, lo que no impide que se dejasen llevar por desarrollos instrumentales muy vitales (con esto quiero decir que en ningún momento resultaron aburridos) y esas canciones bellas de letras sencillas y realmente profundas como son “Sometimes Found” o “Welfare Music”.  O tal vez tampoco Mr Henneman esté muy contento con dichos discos, a saber.

 

Como colofón de todo lo dicho, quedó en los bises una versión del “Suffragatte City”, artista (Bowie) que no me hubiese esperado como uno de los aspirantes a ser versioneados por The Bottle Rockets pero es que con sorpresas y guiños al público (tocaron brevemente alguna pieza de Thin Lizzy haciendo referencia a lo mucho que les gustaba el grupo y la camiseta que se veía entre el público) también se dinamiza un concierto y nos demuestra que siendo abierto de miras, se puede uno llegar a labrar una carrera y un concierto sin tacha, que respiraba naturalmente el gusto por interpretar, cosa que quedó reflejada en lo expresivo y talentoso que se mostró Brian a las tareas vocales. Mejor incluso que con la guitarra.

 

¡Qué bueno es quedarte con ganas de un poco más!

 

Para el futuro nos queda, volver a verles con un repertorio que a buen seguro variará bastante. Y es que ellos lo tienen sí. Una gran trayectoria.

 

1)    HARD TIMES   (Lean Forward)

2)    24 HOURS A DAY   (24 Hours A Day)

3)    EVERY KINDA EVERYTHING   (Boottle Rockets)

4)    KIT KAT CLOCK   (24 Hours A Day)

5)    SLO TOMS   (24 Hours A Day)

6)    THINGS YOU DIDN'T KNOW   (24 Hours A Day)

7)    SHAME ON ME   (Lean Forward)

8)    DONE IT ALL   (Lean Forward)

9)    WAY IT USED TO BE   (Lean Forward)

10)  GET DOWN RIVER   (Leftovers)

11)  GIVE ME ROOM   (Lean Forward)

12)  I'VE BEEN DYING   (Brand New Year)

13)  SOMETIMES FOUND   (Brand New Year)

14)  GRAVITY FAILS   (The Brooklyn Side)

15)  LOVE LIKE A TRUCK   (Brand New Year)

16)  KEROSENE   (Boottle Rockets)

17)  I'LL BE COMIN' AROUND   (The Brooklyn Side)

18)  RADAR GUN   (The Brooklyn Side)

19)  INDIANAPOLIS   (24 Hours A Day)

20)  WELFARE MUSIC   (The Brooklyn Side)

21)  THE LONG WAY   (Lean Forward) + 3 bises 

Gotta Get Up

Sufragate City

 

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com