música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
     mundodisco     en vivo     reportajes     agenda

ENTREVISTA A

DRIVE-BY TRUCKERS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Texto: Aitor y Asier R.

Fotos: www.drivebytrukers.com

 

Tras los típicos nervios, comentarios y dudas sobre las preguntas a hacer. Tras comernos el coco unas cuantas veces sobre quiénes serían los miembros del grupo que se pondrían a tiro de nuestras preguntas, tras decidir que en fin, que nos daba igual, cruzamos las puertas de un céntrico hotel madrileño y nada más entrar nos encontramos con Patterson Hood tirado en uno de los sillones del hotel. Miembro fundador de Drive by Truckers junto con su amigo Mike Cooley, que se uniría a mitad de la entrevista recién llegado de París. Con las expectativas de recorrer su vida y milagros y con la esperanza de hablar de música y de algo más, nos encontramos con un tipo muy sencillo que piensa mucho sus respuestas. Alguien muy cercano y que en ningún momento parece ser historia viva de la música, aunque lo hayan conseguido con obras del calibre de The Dirty South o Decoration Day. Tras la entrega de presentes, esto es lo que nos contó un relajado Patterson Hood.

 

P21: En este disco, es la primera vez que repetís formación.

Patterson Hood: Si, creo que finalmente hemos conseguido la formación correcta, justo lo que estábamos buscando.

P21: Creo que este disco se grabó en muy pocos días, ¿es así?

PH: Sí, creo que lo grabamos en dos semanas. Pero la mayor diferencia con trabajos anteriores es que la mayoría de las canciones las escribimos durante la grabación o tan solo un par de semanas antes, así que todas las canciones son muy nuevas. En otras ocasiones habíamos grabado canciones que habíamos estado tocando durante un año o incluso más tiempo. Así que esta vez empezábamos por la mañana aprendiendo la canción, al final del día la grabábamos y al día siguiente comenzábamos con una nueva. A veces incluso componíamos una canción por la noche y a la mañana siguiente trabajábamos sobre ella para grabarla. Fue todo muy inmediato y rápido.

P21: Tengo entendido que teníais un montón de canciones antiguas preparadas.

PH: Es cierto. Cuando grabamos The Dirty South nos sobró tanto material que sería un disco completo, pero para este nuevo álbum queríamos algo que fuera totalmente nuevo, muy fresco. Es probable que retomemos más adelante todo ese material que se nos quedó en la estantería, quizás para el próximo disco, o el siguiente, …

P21: una idea entonces sería que guardar ese material para dentro de 25 años y sacar una caja especial de temas inéditos, ¿no?

PH: jeje, sí, podríamos hacerlo, porque tenemos mucho material que se ha quedado fuera en los trabajos anteriores.

P21: Me da la impresión que vuestros trabajos anteriores tienen una línea más definida, son más conceptuales que este último. ¿Es así como lo veis?

PH: Es cierto que los trabajos anteriores son más conceptuales y cuentan una historia. Esta vez intencionadamente hemos buscado hacer algo diferente. Esta vez las canciones no son tanto una historia, sino emociones, sentimientos o algo similar. Otra diferencia, por ejemplo con The Dirty South, es que las canciones estaban muy definidas geográficamente, como Alabama. En este álbum no queríamos que las canciones estuvieran tan definidas, queríamos que fueran más universales. Es algo que hicimos conscientemente, que este disco no repitiera muchos de los parámetros que tenían varios de nuestros trabajos anteriores.

P21: Como comentabas antes, muchos de vuestros trabajos están localizados en el sur de los Estados Unidos. Y la percepción del Sur de los EEUU está muy distorsionada en el exterior, e incluso en el norte de EEUU, estoy hablando del racismo y cosas así, ¿cuál es vuestra opinión? ¿Cómo explicáis vuestra visión del sur?

PH: En particular en Southern Rock Opera hacíamos un intento por explicar esto, por hablar de las distintas dimensiones de la experiencia del sur. Hay muchas de esas cosas malas en nuestra herencia sureña, y esperábamos con ese disco era hablar y discutir sobre ellas, pero también de las cosas buenas que tiene el sur. Porque muy a menudo, las cosas malas son las únicas de las que se habla. Nosotros no queríamos llegar y negar todo eso, porque no se puede negar su existencia, especialmente el racismo, ya que en el mismo momento en el que se atacaban los derechos humanos, mientras George Wallace estaba en las puertas de los colegios impidiendo la entrada a niños negros, al mismo tiempo, en ese mismo sur, en nuestro pueblo, Wilson Pickett y Aretha Franklin hacían esos discos soul, que yo considero de los mejores discos que nunca se han grabado y que son sureños como todo lo demás. Este era uno de los temas de Southern Rock Opera y que probablemente han influido también The Dirty South. Y después de que nuestros dos o tres últimos trabajos hayan versado sobre estos temas, ya estábamos más que preparados para tomarnos un descanso y encarar algo realmente nuevo, escribir sobre temas más universales, o por lo menos no tan geográficos.

P21: Temas más universales como el amor.

PH: Sí, el amor, o vivir la vida, o como buscar fuerzas para continuar viviendo en tiempos difíciles, o sobre nuestras nuevas experiencias, ya que algunos de nosotros acabamos de ser padres por primera vez. Yo mismo, tengo 42 años y nunca había sido padre hasta ahora y hablamos de esos sentimientos que han brotado por primera vez.

P21: Quizás es por eso que este álbum suena totalmente distinto a otros como Decoration Day, cuyas letras son más íntimas, profundas, tristes… Quizás este nuevo álbum suena más… ¿feliz?

PH: Eso es seguro, porque las canciones de Decoration Day las escribí en el que probablemente ha sido el momento más decaído de mi vida. Acababa de divorciarme, la banda no se llevaba muy bien, discutíamos mucho y me encontraba en un momento muy bajo. Al contrario, ahora estoy en un lugar muy diferente, mucho mejor, sin olvidar que también hay aspectos oscuros. Por ejemplo, tener a mi hija ha sido la mejor experiencia de mi vida, pero por otro lado ha cambiado totalmente mi modo de vivir en la carretera, de repente tengo en casa un bebe y siento nostalgia y hecho de menos a mi familia. Estar de gira era realmente divertido cuando estaba soltero, porque te topas con mucha diversión y problemas en la carretera y ahora que todo eso no entra dentro de mi ecuación, el trabajo es más duro. Excepto por las dos horas que estamos sobre el escenario, porque eso ha sido siempre divertido.

P21: Hemos estado hablando los dos sobre el diseño de vuestros discos, los dibujos que siempre incluís y cómo han evolucionado de ser más oscuros a más luminosos. ¿tienen un significado para vosotros?

PH: Sí, especialmente para West Freed, quien nos ha hecho el artwork desde el principio. Estos pájaros son creación suya. Le enviamos una primera versión de las canciones recién grabadas para que vaya diseñando el álbum y normalmente para cuando nosotros hemos terminado con la postproducción del álbum, él ya tiene el artwork. Nunca le hemos dicho qué tiene que hacer ni le hemos preguntado porqué hace lo que hace, porque nos encanta! Él pinta lo que oye y nos encanta. Yo ya era un fan suyo antes de que comenzara a trabajar para nosotros. Ya teníamos dos discos cuando le conocimos y estábamos trabajando en Rock Opera y cuando vimos su trabajo por primera vez, ya sabíamos que era la persona que tenía que ilustrar el álbum, que podía darle la parte visual que el disco necesita. Y desde entonces ha sido una relación alucinante. Él a veces es capaz de oír cosas en las canciones que nosotros no habíamos oído, hasta que vemos su dibujo y entonces lo oímos en la canción. En cierto modo él es parte de la banda, como nosotros cinco o como David Barbe, que nos ha producido durante tanto tiempo. Tenemos una relación de trabajo genial con él.

P21: Tenéis un gran sonido, pero también un gran diseño, y la gente se puede identificar con ambas cosas, ya que el diseño de los discos es muy personal.

PH: Me encanta el aspecto visual, me encantan las películas y muchas veces cuando escribo una canción, tiene asociada un aspecto visual muy específico. Y él es capaz de darnos ese aspecto visual. Especialmente en este disco, él ilustró todas las canciones y nos encanta. Quizás ese sea el futuro, que pongas un disco y tenga asociada un multimedia, con arte, animación, … todo mezclado.

P21: ¿cuáles son las canciones qué más te gustan de este disco?

PH: “World Of Hurt” es probablemente la canción mía de la que estoy más orgulloso, me encanta “Space City”, siempre me gustan mucho las canciones de Cooley y David. Es muy frecuente que ellos escriban mis canciones favoritas de los discos.

P21: Qué opinas de las canciones de Jason en este álbum, él normalmente hacía las canciones más épicas y creo que en esta ocasión ha hecho las más pop.

PH: Lo son, creo que son las dos canciones más pop del álbum y me encantan. Yo siempre he sido un fan de Jason, incluso antes de que se uniera al grupo. Es un honor para mí estar en una banda con dos escritores que admiro tanto y ellos no podrían ser más diferentes entre ellos. Son dos polos opuestos y yo probablemente me encuentre en el medio.

P21: es curioso, pero cuando escuchas cualquier canción vuestra, no estás escuchando a un cantante concreto, sino que estás escuchando Drive-by Truckers. Sé quién está cantando, pero me da igual quién está cantando. Y eso no ocurre en todas las bandas que tienen dos o tres cantantes.

PH: Ese es el mejor cumplido que puedo imaginar. Nada me haría más feliz que eso. Porque podríamos hacer discos en solitario, pero hacer un disco como una banda no es fácil. Y nuestro grupo es bastante democrático, lo que no es siempre fácil. A veces puede ser muy complicado, cuando alguien no consigue lo que quiere, aunque creo que eso es parte de la belleza de una banda. Sobre todo en una banda en la que tienes a cinco personas con personalidades totalmente distintas y opiniones distintas sobre casi todo. Por eso el lugar común de los cinco es una posición muy fuerte.

P21: Eso nos lleva a preguntaros cómo elegís las canciones que van a ir en el disco. ¿elegís un par de canciones de cada uno o elegís las mejores canciones del total?

PH: En este álbum le dejamos elegir a David Barbe y este no ha sido el caso en discos anteriores. De hecho en la mayoría de los anteriores sucedió de manera natural, que ciertas canciones quedaban bien juntas, porque trabajábamos con una especie de narrativa, por lo que unas encajaban mejor que otras. Pero en este disco, dado que no teníamos esa especie de guía que seguir, realmente no sabíamos que temas incluir. Así que al final le pasamos unas 15 canciones a David y él eligió como sería el disco.

P21: ¿has escrito alguna vez una canción para que otro miembro del grupo la cantara?

PH: Tan solo una vez, con una canción de Southern Rock Opera que cantó Rob Malone (a quien luego sustituyó Jason). Pero desde entonces es algo que no ha ocurrido. Quizás podríamos probarlo en el futuro. Es como lo de escribir todos juntos, tampoco ha ocurrido. Lo más parecido ha sido con “Aftermath USA”, pero es que cada uno de nosotros tiene una forma completamente distinta de componer, por lo que no fuimos capaces de hacerlo juntos. Cooley escribe muy lento y en privado, no creo que pudiera escribir una canción con alguien en la misma habitación, Jason lo hace de manera muy diferente y yo escribo muy deprisa, me lleva el mismo tiempo escribirla que el que lleva escucharla. Escribí “A World of Hurt” en diez minutos. Por eso es muy difícil que nos juntemos todos a escribir. Es algo que tiene que ocurrir, sin más, y no es tan fácil.

P21: Desde mi punto de vista, tus letras son muy personales, ¿es esa la razón lo la que tú mismo cantas las canciones que escribes?

PH: No, me encantaría que otro la cantara si nos pareciera lo correcto, como pasó con el tema “Wallace” que en su momento cantó Rob, aunque ahora no pueda recordar porqué razón decidimos que la cantara él. Pero sí, mis letras son muy personales, y “A World Of Hurt” lo es. Más de lo que pensaba cuando la escribí. Fue al final del día, antes de irme a casa. La escribí y la grabé en una demo para recordarla al día siguiente porque estaba un poco bebido y cuando estaba aprendiéndola para grabarla es cuando me di cuenta de que era muy personal.

P21: Recuerdas cual fue el primer disco que tuviste?

PH: El primero que recuerdo es Magical Mistery Tour. Tenía 3 años cuando salió y recuerdo que mi padre lo trajo a casa y me pareció la cosa más guay del mundo, sobre todo la portada. Siempre me han gustado las portadas. Es por que ponemos tanto énfasis en nuestras propias portadas y el diseño de nuestros discos. Creo que los dos primeros discos que compré con mi propio dinero fueron por las portadas, Dark Side of the Moon y Goodbye Yellow Brick Road de Elton John y los compré porque las portadas eran muy guays para un chaval de ocho años. Si no te gusta la música, siempre puedes mirar las portadas. Ahora yo odio todas esas cajas de plástico. Al menos los nuestros están hechos de papel, que da una buena sensación en las manos.

P21: ¿y cual crees que es el futuro, qué formato puede sobrevivir a Internet?

PH: Pues creo que alguna parte del aspecto visual ha de sobrevivir, quizás en un futuro próximo a la vez que te descargas la música de Internet, te descargarás unos vídeos que la acompañen o algo. En esta época en la que cada vez más gente ve las películas en DVD y se pierde la experiencia comunal que supone ir al cine y ver una película rodeado de extraños, eso no ocurre en la música, donde a pesar de la situación de la industria, aun sobrevive la música en directo. En una parte importante de lo que hacemos y que seguiremos haciendo mientras podamos. No hay nada que lo sustituya. Y es importante que la gente no se quede aislada y encerrada en sus casas, alimentándose de lo que les ofrecen los medios, en los que no siempre puedes confiar, al menos en mi país, pues suelen ofrecer solo una cara de la realidad. Así que soy un gran fan de las experiencias comunales.

 

En este momento Mike Cooley se unió a nuestra conversación, recién llegado de París.

P21: El año pasado tocasteis en el Azkena Rock Festival, ¿qué recuerdas de aquello?

Mike Cooley: Bueno, recuerdo la mayor parte (risas). Recuerdo también que tocamos temprano. Fue asombroso tocar allí en mitad de la tarde y con bastante calor.

P21: Le preguntamos a Patterson cual era el primer disco que recuerda oír, cuál es el tuyo?

MC: Oh, fue Johnny Cash.

P21: De las bandas con las que habéis tocado, ¿Cuál es la que más os gusta?

MC: Centro-matic. Son fantásticos, escriben grandes canciones y son unos grandes músicos. Merece la pena escucharlos y verlos.

P21: Cooley, ¿recuerdas cuál fue tu primera guitarra?

MC: Sí, sí que la recuerdo, de hecho todavía la tengo en casa con trozos de cinta. ¡Es la única que todavía tengo!

P21: ¿entonces no eres un coleccionista de guitarras?

MC: No, no soy coleccionista, lo que soy es un adquisidor de guitarras! Bueno, tengo varias. Ahora mismo unas tres con las que trabajo habitualmente…

 

 

Y la entrevista aún se alargó un rato más durante el que estuvimos hablando temas como nuestros grupos favoritos. Nos despedimos de ellos y les deseamos suerte para su concierto esa semana en Zaragoza.

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com