música          cine          libros y comics          hemeroteca          contraportada
                en pantalla     dvd     especiales     series tv

 

 

ADVENTURELAND
Una película de
Greg Mottola
Interpretada por:
Jesse Eisenberg, Kristin Stewart, Kelsey Ford, Michael Zegen.

 

 

 

Texto: Marcos Ripalda

 

El mismo día que me entretuve, más de lo esperado, con Bienvenidos a Zombieland, para mi sorpresa, me tragué, no sé si antes o después, pero, ya digo, la una siguió a la otra, por casualidad, no sabía que trabajara el mismo actor, y desde ahora me sumo a sus admiradores porque tiene ese regustillo freakie que tanto mola, pero sin que, espero, le huelan las zapatillas, fobia personal, conste, Adventureland. Y el caso es que la película me encantó. Hastiado de esas obras maestras del cine independiente que aspiran a perdurar y que no aguantarán una década, tiempo al tiempo, la cinta de Mottola es un divertimento con nota que aspira a ser un clásico del cine moderno, una de esas películas en la senda de American Splendor: sencillas, bien resueltas, adorables. O sea, películas sin mucho follón, con presupuesto reducido (hablamos de América, con eso hacemos nosotros seis, pero eso es otro cantar). Sí, es una película a la que le coges cariño enseguida, como me sucedió con El marido de la peluquera hace ya muchos años. Porque habla de cosas que importan, parafraseando un título que también puede echarse al cesto. La protagonista de la saga Crepúsculo, hace de, muy probablemente, sí misma, tan pálida-enfermiza como en la serie de los vampiros, dulce, etérea, cómo no enamorarse de ella y de su estudiadísima fragilidad. Que quede claro: por mucho que, como escribí en una reseña anterior, me haya gustado La cinta blanca, será ésta, el “divertimento”, la que pasará a mi filmoteca de elegidas, que no son necesariamente, ya está dicho, títulos sacados de las listas de lo mejor del cine mundial, sino aquellas por las que siento empatía. No aspira a nada, transmite vida. Más que suficiente.

 

Qué cuenta. Algunos de los momentos que creemos más jodidos de la adolescencia cuando aún no sabemos que lo más jodido está por llegar (aunque lo intuimos, desgraciadamente, porque no somos tan lerdos cuando desactivamos el piloto automático). ¿Será que ya soy lo suficientemente mayor y lo que me pasa es que me entra la morriña y siento nostalgia al estilo del protagonista de Cinema Paradiso?

 

Leo en la red: “Se podría considerar una película menor, que decepcionará quizás a quienes vayan al cine esperando una comedia desternillante; pero que podría sorprender gratamente a quienes la estén rechazando por el mismo motivo. En ese tono menor, cotidiano y carente de grandes aspavientos está su valor”. No podría estar más de acuerdo.

 

Mottola me aburrió con su anterior largometraje Supersalidos, aunque había alguna secuencia descacharrante, conste.

 

Adventureland está ambientada en el verano de 1987 donde un adolescente recién graduado en la universidad se ve forzado a aceptar un empleo precario en un parque de atracciones local.

 

Muy recomendable su banda Sonora, tanto si acierta como si no. Rolling Stones, Lou Reed, The Replacements, The Cure, Judas Priest o Crowded House, entre otros.

 

Derechos Reservados Octubre 2005 © www.plataforma21.com e-mail: contacto@plataforma21.com